El hombre de piedra

Una vez tuve corazón.
Una vez supe amar.
Una vez fui amado.
Una vez sentí paz.

¿Y qué pasó?
Preguntó ingenua,
la ingenua niña,
color de mar.

Ya ni recuerdo.
Ya no me importa.
Ahora soy piedra.
Tengo coraza.
Nada ni nadie me importa ya.


Yo no lo creo, no me convences.
Todos podemos siempre cambiar.
Si lo intentamos, abre tu alma,
Déjame un hueco, déjame entrar.


Y de su mano salió una rosa.
Y sin temores se la ofreció.
Yo soy tu amiga, no tengas miedo,
Escucha dentro, a tu corazón.

Y el hombre de piedra,
sin esperarlo,
cogió la rosa y se pinchó.
Y al ver la sangre, gritó contento,
Rompió su escudo y la abrazó.

——
Porque una rosa puede hacer que un corazón de piedra vuelva a latir.
Esta preciosa ilustración es de la exquisita @custardoy_marta.
Con una imagen tan profunda y bella se pueden transmitir infinidad de sentimientos. Tu dibujo y mis letras creo que hacen un binomio perfecto.

Published by

mangopapayachocolate

Soy Nayra, inventoria de historias, periodista y traductora española. Me gusta escribir, lo que sea. Me gusta leer. Y contar cuentos a los peques e historias a los grandes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s