No pasa nada. Se tienen

Miran el reloj porque el tiempo pasa. Siempre hacia adelante. Sin rebobinar. Lo saben bien. 
No pasa nada. Se tienen. 
Las piernas comienzan a flojear, el corazón se acelera al subir las escaleras, la memoria se toma vacaciones de vez en cuando. 
No pasa nada. Se tienen. 
Se apoyan una sobre otra para no dejarse caer. Y si caen, se levantan, aunque cueste, entre moretones, risas y una pizca de vergüenza. 
No pasa nada. Se tienen. 
Pocas veces hablan sobre el futuro, que se va encogiendo. Muchas otras del pasado, que se agranda. 
No pasa nada. Se tienen. 
De tanto en tanto miran al cielo y guiñan un ojo al que les cuida desde arriba. Se te echa de menos.
No pasa nada. Se tienen.
Así que deciden dejar los relojes en casa y pasear bajo el tibio sol, de un modo frágil pero firme, sin rumbo pero sin dudas. 
Les espera la vida. Más hermosa que nunca. Aunque a veces se nieguen a aceptarlo.
Y un bocata de jamón. Del bueno. Uno para cada una. 
Porque se tienen, pero hay cosas sagradas. 
Y el jamón, si es bueno, es una de ellas.
Ponga uno más, que desde arriba nos piden una tapita. 
Pero del bueno. 

 

Published by

mangopapayachocolate

Soy Nayra, inventoria de historias, periodista y traductora española. Me gusta escribir, lo que sea. Me gusta leer. Y contar cuentos a los peques e historias a los grandes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s